Tema 12. Equilibrio de blancos (I)

Tratamos hoy este tema importante del equilibrio de blancos. La idea es comprenderlo para saber controlarlo, y así no tener que dejar que la cámara lo haga siempre en modo automático (sino solo cuando así nos interese).

Y quería agradecer vuestra paciencia porque esta vez se ha retrasado la publicación de la entrada más de la cuenta (siempre digo que quiero publicar con más frecuencia, pero …)

Introducción

El sentido humano de la vista tiende a adaptarse al tipo de luz existente, tanto en luminosidad como en tonalidad, “tinte” o color de la misma. Respecto al color y sin entrar en detalle ya que no conozco mucho más, esta adaptación es doble:

  • Física: por un lado las células sensoras de color de la retina del ojo (conos) se saturan y se vuelven menos sensibles. Por ejemplo, si estamos viendo bajo la luz de una vela (muy anaranjada), el ojo se “insensibiliza” un poco al naranja, con lo que se destacan los colores azulados (complementario). Así los blancos no se ven tan anaranjados sino más naturales.
  • Perceptual: el cerebro trata de “ver” los colores tal como los reconoce.

Es por esto que vemos de forma razonablemente similar un objeto o escena que se ilumine con luces de diferentes tonalidades de luz blanca (como por ejemplo, anaranjada de una bombilla o azulada de un día nublado).

Sin embargo, la película o el sensor de la cámara no se adaptan al color de la luz con la que se ilumine: producirán una imagen más anaranjada para la luz de bombilla y más azulada para día nublado.

Como ya os podéis imaginar, en esta corrección consiste el balance de blancos:

  • Fotografía “clásica”: para el caso de película, las emulsiones están calibradas para un tipo de luz (luz día, luz de tugsteno) y se deberán utilizar filtros de color correctores si las queremos utilizar en otras condiciones a las que fueron creadas. Por ejemplo, tendremos que colocar un filtro azulado (por ejemplo, de la serie 80) para que el blanco quede natural con iluminación de luz artificial y película para luz día. No vamos a tratar la corrección de color mediante filtros, pero si estáis interesados podéis visitar esta página de foto3.
  • Fotografía digital: en este caso la corrección es más sencilla, ya que la cámara aplicará un filtro de color mediante software. Como vimos en el tema anterior, en realidad solo se aplica el filtro si se genera imagen final JPEG, mientras que para formato RAW simplemente se añade el dato de la corrección del balance de blancos elegido a los datos de la imagen captada por el sensor (que no varían con la opción seleccionada). En definitiva, la imagen RAW es independiente del balance de blancos elegido, por lo que se puede eleccionar en el momento de revelado o postproducción, obteniendo entonces el mismo resultado o similar al que se produciría en la cámara (dependiendo de lo similares que sean los procesados interno y externo a la cámara).

Qué es el balance o equilibrio de blancos

Básicamente, el balance o equilibrio de blancos (white balance, en inglés) es un ajuste que consigue una reproducción de color correcta, sin mostrar dominantes de color, independientemente del tipo de iluminación de la escena.

La dominante de color se nota especialmente en los colores neutros (blancos y grises), de ahí su denominación de equilibrio de blancos o del blanco. Pero en realidad afecta a todos los colores, de ahí que también lo podéis ver con el nombre de “balance de color”.

Podéis ver más información en la Wikipedia (en castellano o en inglés).

Temperatura de color

Una de las formas más habituales de medir la tonalidad del blanco, asociada normalmente a una fuente de luz, es la denominada “temperatura de color”.

Es un concepto de la Física que se refiere al color de la radiación de un “cuerpo negro” en función de la temperatura a la que se encuentre. Podemos imaginar un metal, como es el filamento de tugsteno de una bombilla, a medida que se va calentando.

Se mide en Kelvin, K (antes se llamaban “grados Kelvin”, ºK).

Algunos ejemplos de temperatura de color:

  • Luz de vela : 1.850 K
  • Bombilla doméstica convencional: 2.800 K
  • Iluminación profesional (tungsteno): 3.200 K
  • Luz de luna: 4.100-4.150 K
  • La luz solar a mediodía: 5.200-5.400 K
  • Flash electrónico (aproximado): 5.500 K
  • Luz en día nublado: 6.500 K
Escala de temperaturas de color

Escala de temperaturas de color

Una curiosidad: a temperaturas bajas se produce ¡una luz “cálida” (anaranjada) y “fría” (azulada) para temperaturas altas! Parece que la cosa va al revés, pero no os preocupéis que como la cámara compensa, veremos que va a resultar muy fácil de memorizar el efecto de la selección de temperatura de color.

Nota: la temperatura de color varía entre los colores ámbar (amarillentos/anaranjados) hasta los azulados. Tanto la cámara como los programas software de postporcesado van a permitir corregir otros colores fuera de dicha línea, para lo que añaden un control que va del verde al magenta.

Corrección de balance de blancos en cámara y post-procesado

Corrección de balance de blancos en cámara y post-procesado

Como puede verse, la correción en cámara del equilibrio de blancos permite un ajuste fino en la línea horizontal, eje azul (Blue) – ámbar (Amber), que corresponde a la temperatura de color y también en el eje vertical, magenta (Magenta) – verde (Green).

En los programas de post-procesado, como es el caso de Adobe Photoshop Lightroom, además del control de la temperatura de color se incluye otro denominado “matiz” que ajusta el eje verde-magenta.

Selección del balance de blancos en la cámara

Las cámaras digitales permiten seleccionar el tipo de equilibrio de blancos. Normalmente pulsando un botón de acceso a las opciones y girando el dial correspondientes. Las opciones que nos encontramos son:

  • Auto (AWB, Automatic White Balance): la cámara realiza automáticamente el ajuste de blancos en cada disparo. Normalmente funciona dentro de un rango de temperaturas de color (puede dejar de funcionar correctamente fuera del mismo). Suele ser el modo por defecto de las cámaras.
  • Luz día/sol directo: ajusta a luz de sol a mediodía (5.200K)
  • Sombra: corresponde a luz de zonas de sombra con luz de día, es azulada ya que no está iluminada por el sol sino por la parte azul del cielo (7.000-8.000 K).
  • Nublado: luz azulada de días nublados (6.000 K)
  • Tungsteno/luz incandescente: corresponde a luces de bombilla incandescente de tugsteno (3.200 K para Canon, 3.000 K para Nikon).
  • Luz fluorescente: Canon ajusta para fluorescente blanco (4.000K), mientras que Nikon permite varios tipos dentro de este grupo (ver imágenes de las opciones que aparecen en el manual).
  • Uso del flash: luz de flash (6.000 K). Las cámaras de gama media-alta pueden ajustar la temperatura de color en función del flash conectado (cámara y flash se comunican este dato).
  • Selección de temperatura de color: se permite elegir la temperatura de color en un rango (normalmente de 2.500 a 10.000 K), con saltos de 100 K.
  • Personalizado: con Canon se puede hacer una foto de un objeto blanco o gris (típicamente una cartulina gris neutro) con la iluminación de la que se desea equilibrar. Mediante el modo personalizado se puede seleccionar dicha foto que se utilizará a modo de patrón. Se trata de una imagen sencilla sobre la que calcula el equilibrio de blancos que aplicará a las siguientes imágenes que se disparen con en modo personalizado. Obviamente se utiliza para sesiones de fotos que tengan la misma iluminación. Nikon tiene un mecanismo similar aunque no requiere que se realice físicamente la foto, el disparo solo se utiliza para calcular el ajuste. Permite además tener varios preajustes almacenados.
Selección equilibrio de blancos, Canon

Selección equilibrio de blancos, Canon

Selección balance de blancos, Nikon

Selección balance de blancos, Nikon

Y lo dejamos aquí por hoy. En la segunda y última cómo actua la cámara, la corrección y ahorquilado del equilibrio de blancos, así como algunas recomendaciones sobre el tema.

Os prometo que no tardaré tanto en publicar esta segunda parte. 😉

Siguiente: Tema 12. Equilibrio de blancos (II)
Ir al índice de temas.

Anuncios

2 pensamientos en “Tema 12. Equilibrio de blancos (I)

  1. En definitiva, la imagen RAW es independiente del balance de blancos elegido…
    ¿Es cierta esta afirmación? La pogo en cuarentena.
    Saludos.

    • Al menos en teoría la afirmación es cierta, ya que sobre el RAW la cámara no aplica procesado. Lo que hace es guardar la salida del sensor en “crudo” (raw) y asignar el dato Exif “WhiteBalance” el que esté seleccionado al disparar. Normalmente las aplicaciones de revelado leen el dato Exif y aplican por defecto esa opción (por ejemplo Lightroom elige por defecto “Como se ha tomado”), pero tú puedes elegir otro y debería ser equivalente a seleccionarlo en la cámara en el momento de la toma. Y ojo, donde sí se aplican los parámetros de configuración (equilibrio de blancos incluido) es en la generación de la imagen de “previsualización”, incrustada en el RAW que puede ser la que se presenta inicialmente al revelar.

      Pero la respuesta a tu pregunta la puedes conseguir fácilmente: dispara en RAW la misma foto, cambiando la selección del equilibrio de blancos y luego al revelar selecciona en todos casos los mismos parámetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s