Tema 16. Descarga de las imagenes de la cámara

Hoy vamos a dedicarnos a ver cómo transferimos las imágenes desde la cámara al ordenador.

Realmente es un tema sencillo, pero me interesa resaltar algunas consideraciones importantes para tener en cuenta en la organización y conservación de nuestras fotos.

Descarga de las imágenes de la cámara

Una vez finalizada la sesión de fotos conviene descargar los ficheros de imágenes desde la cámara al ordenador, en lugar de esperar a que se llene la tarjeta de memoria. Por dos motivos principalmente:

  • No mezclamos fotos de diferentes días/sesiones.
  • Si se estropea la tarjeta, perdemos menos fotos.

El primer paso es conectar a la computadora el dispositivo de almacenamiento, para lo que tenemos básicamente dos opciones:

1.A Conectar directamente la cámara con un cable USB

Nos aseguramos que la batería de la cámara tenga un mínimo de carga, lo suficiente para que aguante durante el tiempo que dure la copia de los ficheros de imagen.

Conexión de la cámara al ordenador por cable USB

Conexión de la cámara al ordenador por cable USB

1.B Conectar la tarjeta de memoria

Para lo que habrá que sacar la tarjeta de la cámara y utilizar un lector del tipo de tarjeta correspondiente (SD/SDHC/SDXC, Compact Flash, …). El lector puede estar integrado o ser externo.

Es lógico usar este método si has llenado varias tarjetas de memoria en la sesión fotográfica. Es mucho más directo utilizar el lector que volverlas a introducir en la cámara.

Lectores de tarjetas de memoria

Lectores de tarjetas de memoria

Una vez conectada la unidad de almacenamiento, se realiza la copia de las imágenes al disco duro del ordenador. También aquí tenemos varias posibilidades:

2.A Utilizar el software de descarga que trae la cámara

Por ejemplo, la EOS Utility de Canon:

Herramienta EOS Utility (Canon). Ventana de preferencias

Herramienta EOS Utility (Canon). Ventana de preferencias

Dependiendo del software, es bastante probable que solamente funcione con la cámara conectada (opción A del primer paso).

EOS Utility sin conexión a la cámara

EOS Utility sin conexión a la cámara

2.B Utilizar software genérico que permita la descarga

Como es el caso de Adobe PS Lightroom, que permite descargar (copiar o mover) las imágenes desde la cámara o cualquier otra unidad conectada al ordenador (lector de tarjeta de memoria, memoria USB, disco duro).

Ventana reducida de importación de imágenes en Lightroom

Ventana reducida de importación de imágenes en Lightroom

2.C Copiar directamente con el sistema operativo

Si no tenemos ningún software específico para la descarga, otra opción es copiarlas directamente (por ejemplo si utilizamos un ordenador que no es el nuestro habitual).

Los sistemas operativos actuales (como Windows o Mac OS) suelen llevar preinstalados “drivers” de una buena colección de cámaras, o bien de “cámara genérica” que normalmente servirá para poder acceder a los archivos de las imágenes.

Así se pueden copiar las fotos de la cámara como si se tratase de cualquier otro dispositivo de almacenamiento. Normalmente las imágenes están situadas en una subcarpeta dentro de la carpeta DCIM (“Digital Camera IMages”, imágenes de cámara digital):

Acceso a las imágenes de la cámara en Windows

Acceso a las imágenes de la cámara en Windows

Nota: si se está ejecutando la aplicación de conexión de la cámara, puede ocurrir que el sistema operativo no pueda reconocer los ficheros de imagen. Esto pasa por ejemplo con EOS Utility de Canon (al menos con mi vieja 40D)

Conexión Wi-Fi

Las cámaras más modernas ya disponen de Wi-Fi, que permiten la conexión inalámbrica con el ordenador, incluso a la hora de disparar cada una de las las imágenes. Esto puede ser muy útil en el trabajo en estudio.

Si tu cámara no dispone de este tipo de conexión, puedes utilizar una tarjeta Wi-Fi en la ranura de la tarjeta de memoria.

Tarjeta Wi-Fi tipo SD y adaptador a CompactFlash

Tarjeta Wi-Fi tipo SD y adaptador a CompactFlash

Organización de las fotos en carpetas

La organización de los ficheros de las fotos es importante, sobre todo para que nos facilite la vida a la hora de encontrar las imágenes más adelante.

En mi caso, que el volumen de fotos no es muy grande, suelo organizarlo por fechas del siguiente modo: partiendo de una carpeta raíz, coloco

  • una carpeta por cámara (si tienes más de una o conservas las fotos de alguna cámara antigua)
  • dentro de cada carpeta de cámara, abro una carpeta por cada año
  • para cada año, creo una carpeta de cada sesión indicando primero la fecha concreta, al que añado un nombre descriptivo. La fecha la pongo en formato numérico AAAA-MM-DD (AAAA=año con 4 cifras, MM y DD=mes y día con 2, incluyo un cero por delante si es necesario). Sí, lo coloco al revés, para que al listar aparezcan ordenadas por fechas. Separo siempre por guiones normales el año, mes y día y por guión bajo el asunto; pero eso ya va a gusto de cada cual. Lo importante es hacerlo siempre de la misma forma. Por ejemplo “2016-01-23_macro”, que se refiere a una sesión macro del 23 de enero de 2016.
Organización de carpetas de ficheros de fotos

Organización de carpetas de ficheros de fotos

Los profesionales y fotógrafos que producen o utilizan grandes volúmenes de fotos, suelen agrupar las imágenes en carpetas por temática. Podéis echar un vistazo al PDF de la sesión 36 “Flujo de trabajo en digital” del clásico curso Un año de Fotografía de José B. Ruiz. (Por cierto, cada vez me cuesta más encontrar los enlaces a este estupendo curso.)

Etiquetado de imágenes

Si tu catálogo de fotos empieza a ser grande, la simple ubicación en carpetas físicas no es suficiente para buscar rápidamente las fotos. Por ejemplo, ¿cómo localizas todas tus fotos de atardeceres, o que tengan alguna estatua o cualquier otro tema que se te ocurra?

Para eso podemos utilizar alguna herramienta que permita añadir “etiquetas” o “palabras clave” (keywords) a nuestras fotos. Realmente se trata de metadatos (clave “keywords” del grupo IPTC), tal como vimos recientemente en la segunda parte del tema 15.

Para ello debemos etiquetar todas nuestras fotografías con datos importantes como lugar, de qué se trata, momento del día, época del año, colores que destacan… y todo lo que se os ocurra que os pueda ser de utilidad para su búsqueda posterior.

Nota: el etiquetado de las imágenes es importante para fotos que se comparten en internet. En este caso puede ser interesante utilizar etiquetas en inglés.

Una de las herramientas más utilizadas, pero no la única, para esta tarea es Adobe PS Lightroom, en su módulo Biblioteca. Además de establecer etiquetas permite realizar una búsqueda (filtrado) de las mismas. Otra funcionalidad interesante son las colecciones, que son una especie de “carpetas virtuales” de fotos que se pueden encontrar físicamente en diferentes carpetas. Una foto (sin duplicar) solo puede estar en una carpeta física, pero puede estar en tantas colecciones como se quiera.

Módulo Biblioteca de Lightroom

Módulo Biblioteca de Lightroom

No vamos a profundizar en este tema, al menos por ahora. Si queréis ampliar un poco, podéis echar un vistazo a estos enlaces de dZoom y de Naturpixel

Copias de seguridad

Considero muy muy importante hacer copias de seguridad de tus fotos (“back-up’s”)… por poco aprecio que las tengas. Ya conocéis ese dicho de la sabiduría popular: ”solo hay dos tipos de discos duros, los que se han roto y los que se pueden romper”. No, no pretendo ser negativo ni pesimista, pero nuestras fotos, buenas o malas, son únicas no son recuperables si se pierden.

Así que os recomiendo no tentar a la suerte y hacer como mínimo dos copias, mejor tres; por ejemplo, una en el PC y otra(s) en disco(s) duro(s) externo(s). Y, obviamente, no vale que las copias estén el diferentes particiones de un mismo disco duro. Muchos profesionales guardan copias fuera de su casa, para evitar perder el trabajo de su vida en caso de catástrofe mayor (por ejemplo en casa de sus padres o de un familiar). Puede parecer excesivo, pero hay que tener en cuenta que se trata de su modo de ganarse la vida.

Supongo que todos oiríamos la noticia de la sentencia que condenó a un fotógrafo por perder las fotos de una boda. Podemos discutir si el castigo es excesivo, pero creo que resalta la importancia de este asunto.

Y ya que hablamos de disponer de material por duplicado, aunque esté relacionado con la toma de imágenes y no con la descarga, también puede ser muy útil disponer de varias tarjetas de memoria, sobre todo si somos de “disparo fácil”. E incluso más importante aún es disponer alguna(s) batería(s) adicional(es).

Y con esta entrada acabamos la parte del curso dedicada a la parte técnica relacionada con la captura de imágenes. En la siguiente entrada cambiamos de tema y hablaremos de las cualidades de la “materia prima” de la fotografía: la luz.

Nos vemos.

Ir al índice de temas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s