Tema 5. Velocidad de obturación y movimiento (IV)

Y ya para acabar este tema sobre la velocidad… que ya está durando mucho, vamos a ver el funcionamiento del obturador de cortinillas, que es utilizado por las cámaras réflex. Y de paso, con aplicación más práctica, veremos las implicaciones sobre las velocidades que podemos utilizar cuando usamos iluminación con flash.

Obturador de cortinillas

Está compuesto por dos cortinillas que se abren/cierran a la misma velocidad, con lo que se consigue que el tiempo de exposición sea el mismo en todas las partes del sensor o película. Supongamos que las cortinillas se desplazan verticalmente y bajan durante la exposición (podría ser de desplazamiento lateral o de abajo a arriba).

La primera cortinilla (de color rojo) se recoge por debajo del sensor y la segunda (verde) por encima. Imaginamos una ventana con dos persianas, una se recoge abajo y otra arriba.

Modo de funcionamiento

Lo vemos mediante una imagen animada:

Obturador animado

Obturador animado

Sigue leyendo

Tema 3. Control de la exposición (III)

Equivalencias

Manejando los 3 parámetros (apertura, velocidad y sensibilidad) se consiguen muchas combinaciones con el mismo nivel de exposición.

Para hacernos una idea, se puede comparar con la cantidad de líquido necesario para llenar una taza (teniendo en cuenta que todo ejemplo es imperfecto):

  • Diafragma => grosor del chorro (regulable), diámetro del cilindro en imagen
  • Velocidad => inverso del tiempo que está abierto el chorro (longitud cilindro)
  • Sensibilidad => inverso del tamaño de la taza

Equivalencia de exposición

Equivalencia de exposición

Sigue leyendo

Tema 3. Control de la exposición (II)

Vamos a ver ahora un poco más de cada uno de los tres controles implicados en la exposición.

Diafragma

El diafragma consiste en un conjunto de láminas metálicas ajustables que controlan el tamaño de apertura y, por tanto, la cantidad de luz que entra por el objetivo.

Diafragma y números f

Diafragma y números f

Sigue leyendo

Tema 3. Control de la exposición (I)

Ya hemos visto cómo se forman las imágenes y las implicaciones del tamaño del sensor, la distancia focal y la distancia a la escena respecto a la perspectiva. Ahora pasamos a ver cómo controlar la cantidad de luz que llega al sensor para que la imagen se forme correctamente.

  • Si la luz que recibe el sensor es mayor de la necesaria, se produce sobreexposición, y la imagen quedará más clara de lo normal.
  • Si la luz es menor, se produce subexposición (imagen más oscura)

Ojo, en algunas imágenes podemos buscar intencionadamente esta sub o sobreexposición.

La exposición la podemos controlar mediante tres parámetros:

  • La apertura del diafragma del objetivo o tamaño de la entrada de luz
  • La velocidad o, su inverso, el tiempo de exposición durante el que el sensor está recibiendo la luz
  • La sensibilidad del sensor o película, medida en valores ISO

Sigue leyendo