Tema 5. Velocidad de obturación y movimiento (III)

En lo que llevamos de tema hemos visto lo que tenemos que hacer para obtener nitidez “congelando” el movimiento. Pero no siempre interesa parar la acción sino que, para dar sensación de movimiento, será necesario un cierto “emborronamiento”, mediante la utilización de velocidades bajas.

Vamos a ver hoy una sesión más práctica. Así que cogemos la cámara y nos preparamos para machacar algunas técnicas sencillas que vamos a ver a continuación.

Y aunque no es el tipo de fotografía que hago normalmente, os puedo asegurar que pasé un rato muy divertido practicando en el Parque del Retiro (Madrid). Además, a nivel creativo, siempre viene bien hacer de vez en cuando algunas fotografías un poco más abstractas de lo habitual.

Técnica de barrido

Esta técnica se utiliza para obtener el sujeto en movimiento lo más nítido posible y el fondo borroso, obteniéndose una imagen con sensación de dinamismo.

Al igual que hacíamos con la profundidad de campo, la nitidez del sujeto le da más “peso compositivo” respecto al fondo borroso.

Barrido, velocidad 1/50

Barrido, velocidad 1/50

(Por cierto, la primera foto que pongo es de otra ocasión anterior, hace algunos años).

¿Cómo utilizar esta técnica?

Para empezar elegiremos un sujeto que se mueva transversalmente a nosotros (de izquierda a derecha o al revés, mejor que acercándose o alejándose de nosotros).

El movimiento transversal tiene un par de ventajas:

  • Se nota más el efecto a la misma velocidad (¡vale!, me muerdo la lengua para no hablar del seno y coseno del ángulo… 😀 )
  • Nuestra cámara no va a necesitar el último grito en sistemas de enfoque de seguimiento automático, porque el sujeto se mantiene prácticamente a la misma distancia.

Para aplicar la técnica tendremos hacer un seguimiento del sujeto por el visor. Para ello conviene empezar a seguirlo un poco antes de que llegue al lugar donde queremos disparar y, esto es importante, continuamos con el seguimiento después de disparar. ¿Por qué digo esto? Porque si asociamos disparar con fin de seguimiento, muchas veces inconscientemente cuando apretamos el botón del obturador ¡la cámara ya está parada! Y no hay efecto de seguimiento ninguno.

Podemos hacer algunas pruebas de seguimiento sin disparar: tratamos de mantener al sujeto en la misma parte de nuestro visor. Por ejemplo podemos usar como referencia alguno de los puntos de enfoque o algún lugar de la cuadrícula, si disponemos de ella.

Y sobre el sistema de enfoque (que veremos más en profundidad en un tema posterior), si tu cámara dispone de un modo de seguimiento automático, puedes utilizarlo; aunque en este caso probablemente cualquier autofocus funcionará bien.

Tampoco hay que preocuparse demasiado del enfoque, ¡la foto va a salir movida! Así que nos podemos relajar un poco ;).

Y finalmente elegimos la velocidad de obturación. Podemos empezar por 1/30 s. (aunque ya vimos que dependerá de la rapidez del sujeto, la distancia a la que nos coloquemos y la distancia focal utilizada, pero sobre todo por la “cantidad” de efecto que queramos). Si se utiliza una velocidad menor, se consigue más sensación de movimiento pero es más difícil dejar nítido el sujeto (a veces puede ser eso lo que nos interese).

Yo utilicé 1/10 ó 1/15 s. en la mayoría de los casos y, como digo, resulta bastante difícil dejar nítido al protagonista. No me enrollo más y ahí van algunas fotos:

Barrido, velocidad 1/10

Barrido, velocidad 1/10


Barrido, velocidad 1/10

Barrido, velocidad 1/10


Barrido, velocidad 1/15

Barrido, velocidad 1/15

Conviene elegir un fondo que dé unos colores interesantes, un efecto de luz, etc. Así nuestra foto ganará puntos. Tampoco conviene centrar el sujeto, mejor dejar “espacio libre” por delante, hacia la dirección en que se mueve.

No lo he probado, pero se puede utilizar un trípode y hacer el seguimiento girando horizontalmente. Eso nos puede dar más precisión.

Esta técnica se utiliza bastante en publicidad de automóviles y, dado que es un sector en el que no se escatiman medios, me imagino que utilizarán de todo (disparar desde otro vehículo que va a la misma velocidad, sistemas de seguimiento automático, etc.). Bueno, aquí os dejo una foto de un Mercedes pasando por la Puerta de Alcalá, realizada en plan rústico, claro.

Barrido, velocidad 1/13

Barrido, velocidad 1/13

Técnica de “Zooming”

Consiste en disparar una foto a velocidad baja mientras se varía la distancia focal del objetivo. Obviamente, el objetivo debe ser zoom o de distancia focal variable y cuanto más rango de distancias focales tenga más posibilidades tenemos (un 55-250 puede dar más juego que un 18-55, aunque podemos usar cualquiera de ellos).

Normalmente empezaremos en la distancia focal más corta que queramos utilizar para ir aumentando, pero os aconsejo que probéis también lo contrario.

Para aplicar la técnica, primero se enfoca el objeto y se mide la luz (velocidad lenta, diafragma e ISO) y podemos hacer algo similar a como os proponía para el barrido: empezar a mover el anillo del zoom antes de disparar y continuar después del disparo.

Podemos empezar con una velocidad de 1/15 s, pero conviene que juguéis con valores mayores y menores, y con la rapidez que movéis el anillo del zoom.

Zooming, velocidad 1/10

Zooming, velocidad 1/10


Zooming, velocidad 1/10

Zooming, velocidad 1/10


Como veis se consigue un efecto de nave Enterprise viajando por la curvatura del espacio 😉

Por cierto, no lo he probado con cámaras compactas donde el movimiento del zoom no es manual y no tenemos control en la velocidad de cambio de distancias focales. Pero sí podemos controlar el efecto eligiendo una velocidad de disparo mayor o menor.

Podéis refinar la técnica tanto como se os ocurra:

  • Utilizar un trípode para que las líneas de zooming quede rectas (aunque a veces las líneas imperfectas pueden dar un toque “pictórico” interesante)
  • Podemos intentar que parte de la exposición se haga sin mover el zoom (al principio o al final), así podemos intentar conseguir que se vea el objeto nítido más las líneas de zooming. Conviene usar trípode y una velocidad lenta (1/5 s, por ejemplo) para que nos dé tiempo a hacer todo 😉

Por cierto, hace poco Marcos del Mazo, con quien coincidí en FotoHurdes, habló sobre este tema en su blog. Os paso el enlace:

http://fotomdm.com/fotografia-creativa-zooming/

Mover la cámara

A veces se pueden conseguir efectos curiosos moviendo intencionadamente la cámara durante la exposición. En esta primera foto se consigue un efecto pictórico casi impresionista.

Movimiento de cámara, velocidad 1/2 s.

Movimiento de cámara, velocidad 1/2 s.

Movimiento de cámara, velocidad 1,6 s.

Movimiento de cámara, velocidad 1,6 s.

Dejar que el sujeto se mueva

También puede ser interesante dejar la cámara fija, usando un trípode, y permitir que el sujeto se mueva.

Por ejemplo, un día ventoso, en lugar de tratar de hacer fotos nítidas, que va a ser casi misión imposible, podemos “fluir con las circunstancias” y obtener con flores movidas por el viento.

Movimiento de sujeto, velocidad 1/15

Movimiento de sujeto, velocidad 1/15


En este último caso, para poder utilizar una velocidad baja tuve que compensar con un diafragma muy cerrado (f/22), lo que da una excesiva profundidad de campo: el fondo queda demasiado enfocado y distrae la atención. En este caso deberia haber utilizado un filtro de densidad neutra (filtro gris que deja pasar menos luz, por ejemplo uno que deje pasar 4 pasos menos, me permitiría bajar el diafragma f/5.6 desde f/22).

En fin, podéis practicar todo lo que se os ocurra con velocidades bajas; probablemente la mayoría de las fotos no serán válidas pero siempre se obtiene alguna que merece la pena. Y lo bueno de hacer fotos “movidas” es que uno puede despreocuparse de la nitidez, del enfoque perfecto, incluso de la calidad de nuestra cámara (que siempre soñamos con tener una mejor).

Galería de fotos del tema

Dejo en una galería las fotos del tema para que sea más cómodo visualizarlas a tamaño mayor. Basta con hacer clic en una de ellas para iniciar el pase de diapositivas.


Pues nada más por ahora. En la próxima entrega acabaremos el tema viendo el funcionamiento del obturador de cortinillas, que utilizan las cámaras réflex.

Y sigo esperando vuestros comentarios… ¡A ver si os animáis!

Siguiente: Tema 5. Velocidad de obturación y movimiento (IV)

Ir al índice de temas.

Anuncios

8 pensamientos en “Tema 5. Velocidad de obturación y movimiento (III)

  1. genial Alberto, como siempre…. es de agradecer sobre todo lo fácil y ameno que lo explicas…. mil gracias por tu dedicación y por compartir de manera altruista tantos conocimientos!!. Un abrazo

  2. Pingback: Fotografiando el mundo | Arte en imágenes

  3. Pingback: Casos relevantes | Arte en imágenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s